UK Bookmakers

Áreas

  • educacion-popular
  • derechos-adolescentes
  • territorial
  • Comunicación / Educación Popular
  • Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes
  • Desarrollo Territorial Comunitario

Un aporte para pensar la Educación en un contexto regional

yepez1El primer encuentro del Seminario Comunica Cole que llevan adelante Abrojos Colectivo de Educación Popular, Oficina de Imagens y Eco Jóvenes  a instancias de la Red Mercociudades tuvo en Tucumán al profesor Daniel Yepez, como principal orador. El encuentro que se llevó adelante en la escuela Barrio Policial de Tafí Viejo, y que estuvo destinado a docentes de nivel medio, fue coordinado por los referentes de Abrojos que explicaron los objetivos  y alcances de la propuesta Comunica Cole. Eva Fontdevila señaló que “con este proyecto, a lo largo de seis encuentros vamos a trabajar diferentes herramientas y concepciones para que reflexionemos juntos sobre el sentido de la comunicación y la educación y para que imagines y diseñemos alguna propuesta institucional que sirva para implementar un dispositivo de comunicación destinado a promover los derechos entre la comunidad educativa”. Luego agregó que “el objetivo es que la comunicación y lo que de aquí surja sirva para abrir nuevos espacios de participación y expresión y para bajar los altos niveles de violencia que atraviesan los vínculos”. 

Tras la apertura tomó la palabra, Daniel Yepez, profesor de la UNT de Historia General de la Educación y de la Universidad Nacional de Jujuy, de Historia de la Educación Argentina y Latinoamericana en la carrera de Ciencias de la Educación e investigador de procesos de construcción del Estado Nación y de la constitución del sistema educativo a fines del S. XIX y principios del S. XX. Yepez señaló que “lo que yo hago se extiende desde el modelo agroexportador hasta el peronismo. También soy docente en el nivel terciario de formación docente de la Normal, ahí enseño Historia Argentina y Latinoamericana e Historia de la Educación y Política Educacional. El centro de mis investigaciones es La Historia de la Educación”.

A continuación trascribimos la exposición que conformó el primer encuentro de este ciclo que irá avanzando en discusiones conceptuales y en trabajos prácticos que serán las etapas previas del diseño del proyecto institucional que dejará instalada una práctica de comunicación abierta a la participación estudiantil y comunitaria a fines de año.

Buenas tardes y muchas gracias por la invitación que me hace Abrojos. Estos temas tienen un efecto multiplicador y se van planteando de a poco. Cuando me invitaron yo me hacía más preguntas que respuestas. Organicé la charla en cuatro momentos en relación a la integración regional. Uno de los temas del que voy a hablar es la crisis educativa o crisis de la escuela. Ya vamos a ver en qué sentido, hay crisis que son degradantes y hay otras crisis que son de oportunidad y de transformación, el tema de la comunicación escolar y el currículum que me parece que tiene un papel interesante, y el cuarto punto es qué se entiende por formación de ciudadanía. Yo desarrollo tres dimensiones de este aspecto, los derechos humanos, comunidad de iguales y formación de patriotas, no solo de ciudadanos, sino de patriotas.

yepez2Lo primero, empiezo con una metáfora, los sueños que teníamos en los años 70´ se están haciendo realidad ahora, de otra manera seguramente, pero en gran medida se están concretando. Cuando yo era estudiante y entré a la facultad en el año 76, que empezábamos momentos muy especiales, con lo que significó la dictadura, etc. Yo venía de una intensa participación con mucho compromiso político, yo participaba en un partido, con todo lo que fueron esos años con una generación que nunca se perdió, las ilusiones y principios que teníamos, de una América Latina integrada y unida, como si fuese una gran nacionalidad fragmentada, sosteníamos la tesis de la balcanización de AL que sigue teniendo vigencia, entendida como la esencia de su frustración. Todo aquello que nosotros lo vivíamos como tragedia, como drama  en aquella época, hoy se empieza a revertir. Se comienzan a ver atisbos, empiezan a aparecer políticas de Estado, signos, no solo por parte del pueblo que participa sino de los dirigentes de esos pueblos, de una especie de acercamiento que tienden puentes hacia la posibilidad de formar una integración. Una integración que no es solo estar juntos y compartir políticas, sino sobre todo que tiene que ver con afrontar el momento que nosotros vivimos en el S. XXI como un continente que consideramos estratégico. América Latina es el continente estratégico porque  a pesar de su condición de continente tributario de los Imperios durante casi 500 años, primero de los españoles, luego de los ingleses, luego  los norteamericanos, etc. A pesar de ese dato básico que le ha deparado problemas como ser un continente que se ha formado mientras se daba un proceso permanente de entrega de sus recursos naturales, de extracción de sus bienes por parte de fuerzas extranjeras y luego la conformación de una conciencia colonizada. El proceso de construcción hegemónica se da no solo a nivel material sino espiritual, y ahora hay una idea de comenzar a reafirmar lo propio y en ese plano se está dando un segundo proceso de integración. Estamos descubriendo las claves de la importancia de la integración material entre los países latinoamericanos, en el plano económico, trabajando el aspecto de la producción para enfrentar la crisis global, pero también hay una cuestión que tiene que ver con la ruptura de la hegemonía, en el plano simbólico, en el plano del pensamiento que va a acompañando ese proceso de integración material. Ahí se centra uno de los aspectos fundamentales del conflicto que es el conflicto que se da en el plano mediático. Que no es menor. Si nosotros nos fijamos hoy en Venezuela,  a pocos días que quedan de las elecciones la cuestión no pasa por si gana o no gana Chávez, sino por implantar como lo dicen desde los medios hegemónicos una situación de que gane por la menor cantidad posible de puntos para que se sienta en el espacio, en la conciencia, en la meditación de la gente la idea de ilegalidad y por lo tanto de ingobernabilidad. Está asentada la idea y el propósito de crear una conciencia de que eso no es legítimo porque si se gana por poco no es Democracia. Hay un espacio de conflicto, lucha, tensión, en esa construcción de lo simbólico, de ese inconsciente colectivo latinoamericano que está mediado por una batalla que es ideológica, más allá de  los medios que se utilicen, y que está manejada por los grandes medios de comunicación.

Cuando aparece la idea de la integración, del destino colectivo latinoamericano, aparece muy fuertemente toda la propaganda que vienen de la dimensión simbólica y comunicacional tendientes a producir procesos de separación, centrífugos, de discriminación que elaboran una mirada disgregadora de esa fuerza integradora. El ejemplo de este chanta de Sri Sri Shranka por ejemplo, es paradigmático de este poder simbólico. Ayer, tuve una discusión en el curso secundario donde también enseño, en la Escuela Normal, que entre paréntesis cuento que es una escuela muy amplia, democrática, integradora, diversa. Y en ese marco aparecen estos temas cruzados de los mensajes mediáticos. Siempre aparece la voz disonante, el contra discurso que tiende a entorpecer ese proceso de integración regional, que no solo es material sino simbólico. Yo lo veo en los alumnos, muchos de ellos con la entrega de las netbooks (yo les digo las Cristinita a estas máquinas)  reaccionan de modo conservador, diciendo que les quieren comprar la conciencia, y yo me pregunto, y le pregunto a esos estudiantes ¿qué conciencia te quieren comprar?, ¿cuál es la conciencia que defendés?.Sí, así, de ese modo provocador es mi consulta hacia ellos. A mí me parece que hay una batalla madre, ya lo decía Martí, que es en el plano de la cultura, y que tiene un motor mediador que es lo comunicacional, esa es una batalla decisiva. Si nosotros los docentes no tomamos conciencia de ello, y eso no supone arrimarse en lo político a una militancia o adhesión, para nada, sino de algo más profundo. Porque la política no es lo partidario, sino acercarse y ocuparse de la Res Pública, lo que nos incumbe a todos por formar parte de “Lo Común”. Cuando uno habla de diálogo, de ministerio de la palabra, de formación, especialización, gestión, experiencia docente, todo forma parte de disputas políticas que nos lleva como comunidad hacia algún rumbo, y eso le da marco a los escenarios reales. En ese marco de integración regional que es nuestro escenario actual, hay muchas fuerzas centrípetas que quieren que ese proceso no se de. Y ahí nosotros nos posicionamos, y no lo hacemos en función de si somos K o anti K, sino movidos por algo mucho más profundo. Desde un sentido común que es emancipador, o seguir en un camino que es claramente colonizado, subordinado a un sentido común cómodo que no requiere preguntas acerca de todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor Porque convengamos que hay signos muy concretos de qué están pasando cosas muy , muy profundas.

Para mí es histórico este momento, estamos reverdeciendo un espacio donde hay una integración real. Nos estamos transformando en una Nación donde el continente ha encontrado denominadores comunes interesantes.

El segundo planteo, nosotros nos hemos formado en un modelo tradicional que partía de un currículum logocéntrico, en una idea de Escuela cuya premisa es la transmisión de conocimiento y  basada en la didáctica normalista. Donde el eje del proceso de aprender y de organizar el conocimiento está centrado en el maestro. Ese modelo en sí mismo no es ni malo ni bueno, de ahí nuestra posición en relación a esta película La Educación Prohibida que retomaremos más adelante en la exposición, pero que básicamente critica a la escuela pública que es el resultado de un proceso histórico, a  un momento histórico. Que tiene que ver con la aparición de los sistemas públicos y con la necesidad de alfabetizar a las masas. Y hasta acá no ha habido un modelo que haya sido más exitoso que este, que ha alfabetizado a millones de personas en todo el mundo. Yo creo que ha pasado un tiempo y en esa construcción curricular logocéntrica, fundada en la esencia de lo que hace el maestro, no se han visibilizado los cambios históricos, eso antes no se veía, y sobre todo no estaban dadas las condiciones para sopesar correctamente la incidencia de la dimensión mediática, comunicacional.

Eso lo dice Sartori en “La sociedad teledirigida”. La aldea global es ahora más importante e impactante que la escuela. Hoy un chico hace zapping con el control remoto y en dos minutos hace un recorrido por los 70 canales y ya está enterado de lo que pasa en el mundo, sabe que hubo un terremoto en Filipinas, que un loco mató a 15 personas en el estreno de Batman, y que ganó Manchester United. Y va a la escuela y se encuentra con una institución que ha quedado enmarcada en lo que podemos llamar una institución que se dedica a la “Comunicación formal de los saberes”. Una escuela que queda como avejentada frente al escenario que se construye con el cambio.  Esto nos lleva a tener que repensar la escuela. Pero esta reflexión crítica no tiene que hacerse en los términos en que lo hace La Educación Prohibida sino  en cómo la escuela adecua su relato a este nuevo tiempo histórico. La emergencia del relato positivista de fines del S XIX y la didáctica tradicional y normalista ya fue, cumplió un papel importante, fue de suma utilidad, fue hacedora del Estado Nación.  El Yrigoyenismo permitió que las clases medias hagan su proceso, y luego el peronismo hizo lo propio con los trabajadores. Ese ciclo se cerró, y ahora en los albores de la posmodernidad todo está en crisis, y la escuela pública es uno de esos relatos propios de la modernidad que entra en crisis y el tipo de organización y producción de conocimiento que tiene que ver con el origen de la escuela también tiene que ser re pensado.

Tenemos que trabajar esta nueva frontera epistemológica, comunicacional, metodológica que nos propone este nuevo tiempo. Y yo creo que ahí aparece la necesidad de re pensar el CV escolar, esa oferta que la escuela hace, no solo de actividades programáticas, materias formales, conocimientos y saberes, sino también de actividades concretas que la escuela le brinda al alumno.  Las oportunidades de aprendizaje concretas que la escuela le brinda al alumno para proponerle un camino de progreso educativo. Hay que re pensar eso desde este lugar, desde el papel que juega lo comunicacional, lo mediático, la presencia de todo un conjunto de procesos comunicacionales. Como decía Marshall Mcluhan, la cultura de la imagen es contrapuesta a la cultura de la letra escrita, pero esto no tiene que ser antinómico, sino que la escritura debe integrarse a la cultura de la imagen, de modo no ecléctico como algo que puede ser potenciador de ese proceso a todo lo que se entiende como cultura posmoderna de la era comunicacional, cibernética, tecnotrónica y de todo lo que hablan los especialistas en estos temas.

Y cuando hablamos de capacitación y formación docente, creo que lo disciplinar ha quedado en un segundo plano. Está bien que se forme en matemática y Lengua dado que no se puede enseñar lo que no se sabe, pero creo que hay un costado que tiene que ver con diseñar planes de estudio, la oferta de la escuela, las propuestas institucionales teniendo en cuenta este nuevo elemento mediador y potenciador del conocimiento. Porque si esto no lo tenemos en cuenta, la escuela queda excluida de este proceso. Hoy los gobiernos también están haciéndose cargo del lugar que ocupan los medios. Y hay un proceso de democratización del espacio comunicacional. Pero volviendo al tema central, en el medio de la batalla comunicacional está la escuela. ¿Por qué surge esto ahora? Antes también era importante pero no se abría la puerta del conflicto, ahora se abrió. En ese plano se está dando una batalla y un proceso de democratización real. Hoy ya es impensado seguir educándose con los métodos viejos porque estamos totalmente atravesados por las tecnologías y las nuevas maneras de comunicar.

Así como la política de Derechos Humanos se ha transformado en un punto central de las nuevas políticas de Estado, que no solo tienen que ver con la recuperación de la memoria, en un sentido de poner de nuevo a funcionar la rueda de la justicia. Sino también en cuanto a algo que sostenía Freire, cuando decía que un pueblo sin memoria está condenado a la alienación, está perdido. Entonces hay que ponerse a estudiar qué significa esto de introducir en el Curriculum, en el proceso de enseñanza de la escuela,  un espacio nuevo que la escuela ya no puede ignorar. Yo creo que la formación docente ya no pasa por las disciplinas y las capacitaciones sino por las competencias, con las condiciones y cualidades que nos permitan operar en contextos mucho más complejos. Habilidades para la vida. Nosotros en la Facultad de Arquitectura, donde soy Asesor pedagógico, hicimos una investigación sobre el tránsito del nivel medio al nivel superior, donde descubrimos que los estudiantes que ingresan a la universidad no hay que enseñarle más matemática o más lengua porque no va a aprender en un cursillo lo que no pudo aprender en cuatro años. Lo que hay que enseñarle a los estudiantes son procesos de razonar, cómo escribir, que sepa describir, que sepa detallar. Por otro lado el secundario nos ha enseñado definiciones vacías, conceptos abstractos. Pero los estudiantes no pueden definir conceptos en contextos específicos.

La comunicación escolar debe ser repensada a partir de nuevos planes de estudio, y una oferta educativa global, yo creo que hay tres cosas a tener en cuenta. Las Políticas Públicas, de Estado institucionales y Áulicas. Si se comienza a trabajar en eso, teniendo en cuenta que ya se están haciendo cosas, haría falta dar un paso a la totalidad para superar los casos aislados que son casos testigos que muestran que se está avanzando. Superar las micro experiencias que nos sirvan para visibilizar hacia donde vamos. Por ejemplo si tomamos el caso de Conectar Igualdad tenemos que pensar que las netbook son un paso pero no un fin en sí mismo, la política a la que deben servir las netbook va mucho más allá de la distribución de las máquinas. La idea global que determina el rumbo. Porque la escuela no va a cambiar porque introduzcamos una nueva mediación entre el conocimiento a enseñar y el conocimiento a aprender. Esto es falso. Ahí aparece la voluntad por formar ciudadanía, una nueva conciencia, transformar al educando en un ciudadano con derechos y obligaciones. Que este elemento sirva para romper la alienación y la cultura, la civilización del mercado impuesta por la lógica del mercado en los 90´ donde todavía parte de la violencia escolar es propia de una sociedad que funcionaba con el principio del darwinismo social. La cuestión de la violencia no es gratuita. Es la herencia de una sociedad sistemáticamente destruida en los últimos años. Y la escuela ha tenido que recuperar ese proceso.

Yo pongo dos ejemplos, cuando yo volví a la facultad de Filosofía y Letras después del exilio interior, allá por año 81´. Estuve dos años y me recibí en el 83´. Me acuerdo que se habían quemado todos los apuntes de los escritores principales, Lacan, Watson, Freud, Marx, Pavlov, ninguno quedaba en pie. La biblioteca del centro de estudiantes que se llamaba Scalabrini Ortiz la habían mandado a un sótano para que se la coman los ratones. Yo entré como ayudante estudiantil, nos propusimos recuperar esa bibliografía, fuimos juntando todos los apuntes de los intelectuales materialistas que los habían destruido. Hoy la escuela tiene que recuperar una cosa que es fundamental, la idea que es reproducir y reconstruir los espacios productivos de la sociedad. Altos Hornos de Zapla y Mosconi se destruyeron en los 90´. Hoy es tremendamente difícil recuperar espacios productivos, focos productivos que en la década del 70´ tenían 12.500 trabajadores en laminado de acero. Hoy tiene 700 trabajadores y es una ciudad vacía. La escuela técnica de Zapla hoy se dedica a los servicios y a ofrecer turismo, o sea perdió su esencia. ¿Para qué serviría esto del Conectar Igualdad? Para que los chicos se conecten y tengan participación, por ejemplo? Bueno, eso sería un error, el rumbo debería ser recuperar lo que perdimos para volver a avanzar, la dimensión industrial y productiva, por ejemplo.

El tema mediático no es un fin en sí mismo, más allá de que juegue un papel estratégico. Yo creo que nosotros tenemos que discutir qué significa esto de ciudadanos iguales en el marco de los derechos humanos, pero tendiente a la formación de patriotas. Yo creo que la escuela que ha formado para la democracia, para la igualdad, que ha formado para entender que el mejor sistema que tenemos es la Democracia, muy lejos de la dictadura y más allá de que sea una Democracia imperfecta, prebendaria, es nuestra. Nos podemos juntar libremente y debatir, hacer proyectos. Acá falta formar patriotas, gente compenetrada con la idea de la integración, que rompa con esa tradición porteño céntrica en la historia. El relato universalista donde el principio de conocer lo inmediato, nuestra región, nuestro mundo, no es válido. Yo creo que entonces la formación en Comunicación y en Derechos Humanos tiene que incidir en esto. En formar ciudadanos conscientes de sus derechos, pero también gente que tome distancia de la ideología liberal, de una tradición fundada en una economía pampeana que mira afuera, y comprometerse con la idea de recuperar el entorno. Hay una herramienta fundamental en la comunicación, pero tenemos que tener conciencia de para qué y adonde vamos con eso. No termina con que el chico sepa usarlo y lo use inclusive para jugar. Eso está bien, pero depende de nosotros el diseño de las políticas para que ese elemento se transforme en un incentivo de cambio de conciencia.

El entretenimiento en sí mismo tiene un límite. Porque si tomamos el ejemplo de una Radio Escolar, por decir un ejemplo cualquiera, tenemos que plantearnos el para qué la queremos a esa radio, cuál es el sentido, qué van a transmitir los chicos, qué cosas van a tratar y abordar desde la radio. En realidad la radio debe servir para crear y sostener una ideología, un sentido común, un nuevo sentido común. La idea es construir un discurso disidente o contracultural con una herramienta como la radio que es formidable y que debe superar al mero entretenimiento y la simple expresión. Me parece que el entretenimiento es el primer paso, es la atracción, pero a partir de ahí se debe construir la herramienta de cambio social que significa contar con un medio.

Los chicos quieren que los adultos les expliquen cosas que ellos no entienden. Siempre el rol del docente es ayudar a que aparezca el conocimiento, la investigación, la contextualización, etc. porque si no terminamos haciendo Escuela Whiskeria, mucho abrazo y pocas luces.  Cuando vos entras el curso tenés que demostrar pasión y solvencia, porque no se puede enseñar lo que no se sabe. Si vos demostrás eso los changuitos te siguen, no es fácil, sobre todo para los docentes tradicionales no es sencillo. Antes el docente solo enseñaba, transmitía un cuerpo de conocimientos, su función era simple. Hoy día el rol es otro dado que la voz del docente no es la única ni la más legitimada. La mejor demostración de afecto hacia los alumnos es el conocimiento. Porque no nos olvidemos que la escuela es el único espacio donde circulan los conocimientos formales y científicos, y es la escuela donde los conocimientos formales se aprenden en ciertas etapa de la vida. Si no borramos los bordes de la escuela y no sabemos dónde está cuál es su rol. La escuela es la única institución en la sociedad donde la relación pedagógica está mediada por el conocimiento. En otras instituciones hay otros ejes, pero en la escuela es el conocimiento el que ordena y cristaliza.

Como docentes debemos hacer pequeñas bitácoras sobre nuestras experiencias pedagógicas. Aunque sea en diez minutos anotar las cosas claves del día, reflexionar sobre la práctica. Con todo lo que nos conmueve para tratar de ordenarlo y dejarlo escrito. A lo largo de un año vas a tener un material muy valioso para re pensar la practica educativa.

The Best betting exchange http://f.artbetting.netby ArtBetting.Net
All CMS Templates - Click Here