UK Bookmakers

Áreas

  • educacion-popular
  • derechos-adolescentes
  • territorial
  • Comunicación / Educación Popular
  • Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes
  • Desarrollo Territorial Comunitario

Día de los Lápices y el color de la memoria colectiva

dia-lapices1El sábado 15 de septiembre se realizó en la sede del Telecentro Educativo Raco la jornada El Día de los Lápices en conmemoración crítica de la Noche homónima en la que la dictadura secuestró e hizo desaparecer a jóvenes estudiantes platenses que reivindicaban el derecho al boleto estudiantil.   La jornada a la que asistieron más de 60 niños y jóvenes fue una iniciativa de Abrojos, el grupo de historietistas y dibujantes Dibutopía y la agrupación Peronismo 26 de Julio.

La Jornada desde temprano, convocó a muchos raqueños y visitantes que con entusiasmo y compromiso, participaron de las actividades previstas.

 

Se arrancó con una pintada de un  mural temático a partir  la lectura de las historietas de Dibutopía, y tras un taller donde se trabajó la idea de participación juvenil en la vida político cultural y los beneficios de la Democracia en esos ítems.

La actividad inicial sirvió, además, como ejercicio de memoria destinado a  reflexionar sobre las implicancias del contexto represivo y dictatorial, y sobre el desprecio por la vida que reinaba por aquellos años por parte de las instituciones y los gobiernos.

Entre todos, adultos, niños y jóvenes el diálogo sirvió para construir el concepto de participación y valoración de la palabra juvenil. Otra propuesta consistió en la instalación de una Cabina sonora que se presentó como viaje auditivo hacia el contexto de la época en que se produjo la Noche de los Lápices. Un compilado de sonidos basados en noticieros de época, música y dramatizaciones ayudaron a llevar la imaginación a aquel contexto, en una cabina con forma de cárcel donde de a uno pasaban las personas a escuchar los mensajes.

El día de los Lápices fue una actividad propicia para las preguntas, para la imaginación y el intercambio, una senda donde se supone que hay algo, no se sabe bien qué, pero hay algo lindo que en el impulso investigador vale la pena ser compartido.

No sólo los organizadores coordinaron, también estuvieron presentes todos los talleristas del Telecentro Educativo que enseñan y estimulan a los niños a acercarse a la lectura, la plástica, las artesanías y la comunicación. Y como desde hace unos cuantos meses los estudiantes de la carrera de Trabajo Social de la UNT que cada sábado asisten al Telecentro Educativo Raco fueron de la partida en este convite poniendo garra e ideas creativas a esta experiencia. Durante los días previos al evento se habían acercado hasta la escuela de Comercio para proyectar la película ya legendaria que habla de esa triste historia de La Noche de los Lápices para que los estudiantes secundarias tuvieran la posibilidad de acceder a la misma y conocer el tema. Lo interesante fue que la experiencia convulsionó la vida escolar y un docente enojado hasta preguntó por qué esa película debía proyectarse dentro de la escuela y en horario lectivo. Para el profesor La Noche de los Lápices no representa algo que deba ser compartido y debatido por adolescentes actuales.

También dijeron presente los jóvenes del Programa Seguí Participando que lleva adelante Abrojos, los técnicos de Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social de Nación, y periodistas de la agencia ANITA. Una tarde inolvidable, que ya anunciaba la inminente llegada de la primavera, soleada, caliente, verde, y colmada de actividades colectivas.

dia-lapices2De repente se llenó de pibes que querían conocer de qué se había tratado la Noche de los Lápices, preguntaban qué hacían aquellos jóvenes por los 70´, por qué luchaban, qué país soñaban. Cómo fue posible que por expresar necesidades y plantear derechos hayan pagado con su vida. Y así fue que los raqueños y visitantes entre preguntas, risas tímidas, comentarios bajos tomaron un pincel, se mandaron a colorear una pared para hacer un mural, después siguieron con stencils y remeras, otros tomaron el micrófono y le regalaron al público una radio abierta que duró más de dos horas que tuvo entrevistas, música, juegos, acertijos, concursos y premios. Una radio conducida y organizada por los mismos jóvenes que semana tras semana asisten a los talleres y que se encuentran en pleno proceso de armado de la radio comunitaria que funcionará en Raco.  La experiencia sonora que se armó en la cabina diseñada a un costado, también fue recuperada en la radio, donde se escucharon comentarios de los que salían de ese viaje de ruiditos que explicaban la idea que motivó la jornada.

Hubo jóvenes, adolescentes, mamás, papás, incluso algunos adultos que tenían que trabajar o estaban ocupados pero que igual se tomaron un tiempito para acercar a sus hijos pequeñitos o sobrinos y salir rápido a sus obligaciones. También, claro, adolescentes correteando y diciéndose  al oído alguna infidencia sentimental, otros que veían movimiento pero se acercaban hasta la entrada y se quedaban ahí mirando desde la tranquera de la sede hasta que algún adulto se acercaba y los convencía de entrar, como el caso de William, que gracioso, tímido, y alejado, en una primera instancia se acurrucaba sentadito en uno de los pilares de la tranquera y no respondía a ningún tipo de señas ni invitaciones. Hasta que cedió y se acercó al gazebo de los stencils, el lugar donde el Peronismo 26 de Julio pintó remeras durante toda la tarde y ensenó el arte del stencil a los muchos chicos que se acercaron a su espacio. ¡Y gran alegrón! De repente William estaba sentadito en el pasto rodeado de grandes, él esponja en mano, dale que dale con stencils que decían “Y los lápices siguen escribiendo”, y el dibujo de un lápiz gigante ya estampado en una hoja A4. William apretando la esponja y mordiéndose la lengua, a lo Diego Maradona, para que quede prolijo. Y no era su primero, era como el décimo quinto stencil que lo estaba  atrapando. El día de los Lápices también sirvió para aprender a pintar, colorear y expresar con el arte como herramienta. ¡Menos mal que William no quería entrar ni participar! Y en la radio abierta se pasó música extraña, al menos para los más chicos que nunca habían escuchado Sui Generis, nunca habían escuchado canciones como Inconsciente Colectivo tampoco y cuando se discutían opciones gritaban pongamos “la del Colectivo”, es que a esta altura  hay bandas que se van arrancando de la experiencia y del entorno cultural inmediato.

dia-lapices3El día de los Lápices se trató de Jóvenes y niños haciendo y aprendiendo mientras hacen, rodeados de adultos que no solo disfrutan su expresión desde una lejanía exotista, sino que también admiran su capacidad, la de los niños, de conocer y reflexionar por sí mismos. De incorporar preguntas, de proponerle nuevas fronteras a su lenguaje y su pensamiento. Porque cuando la actividad terminó, seguro que los niños y jóvenes se llevaron mucho más que una sola idea adicional, se llevaron experiencia colectiva y construcción de a muchos. O sea se llevaron mucho y dejaron más aun.

Jornadas que entre mates, charlas, arte y música escriben en la experiencia el sentido de la transformación social a través de pequeñas acciones que mezclan conciencia con alegría y sentidos comunes construidos palmo a palmo

The Best betting exchange http://f.artbetting.netby ArtBetting.Net
All CMS Templates - Click Here